Esitumulación motora

5 TIPS PARA LA ESTIMULACIÓN MOTORA DE 0 A 4 MESES:

Parece mentira todo lo que la estimulación motora puede ayudar a tu bebé, incluso recién nacido. Cuida a tu bebe con la Terapia Manual Pediátrica Integrativa TMPI.

Empieza ya a trabajar con él con las siguientes actividades:

  • PORTEO: Mover a tu bebé en posición vertical mientras caminas o te balanceas es el mejor trabajo que le podemos ofrecer a nuestro bebé para tener una espalda fuerte.

Los bebés porteados controlan mejor y más temprano su cabeza y el tono de los músculos de su espalda se prepara para todo el trabajo que les espera.

Ten en cuenta que es muy importante que el sistema de porteo que uses mantenga las rodillas de tu bebé por encima de sus caderas para mantenerlas protegidas.  Además, los bebes porteados sufren menos deformaciones del cráneo.

  • SUCCIÓN: La lactancia materna tiene beneficios que puede que no te esperes a nivel de su neurodesarrollo.

Hace madurar reflejos de la boca y mejora el trabajo de la musculatura de la cara para luego poder comer y hablar correctamente entre otras cosas.

Si no puedes darle el pecho por cualquier causa, busca tetinas que le exijan un trabajo lo más similar posible al de la lactancia materna.

No le “coloques” el biberón directamente en la boca, ladealo para que tenga que buscarlo con los labios o girando la cabeza, también puedes acariciarle la cara alrededor de los labios para estimularle.

  • ESTIMULACIÓN MOTORA DE PIES Y MANOS: Déjale los pies y las manos al aire todo lo que puedas y estimula sus plantas y palmas con masajes, golpecitos, presiones suaves o pedorretas y mordisquitos.
  • SEGUIMIENTO CON MIRADA Y CABEZA: Hazle seguir con la mirada y con su cabecita algo que le llame la atención, puede ser un juguete, aunque suelen llamarle más la atención la cara de su mamá.
  • TIEMPOS BOCA ABAJO: Muchos padres no lo hacen ya que los médicos nos dicen que les dejemos boca arriba. Siempre que el bebé esté dormido o no esté vigilado ha de estar boca arriba, esta medida es necesaria para evitar la muerte súbita del lactante. Pero siempre que el bebé esté despierto y vigilado podemos ponerle boca abajo.

El primer mes de un bebé suele permanecer casi siempre dormido o al pecho, por lo que apenas pasa tiempo despierto, pero día a día vas a ver que cada vez pasa más ratitos despierto, aprovecha esos tiempos para ponerle boca abajo y ver cómo va levantando la cabeza y posicionando sus brazos.

Es importante en este tiempo vigilar que mueve correctamente y a ambos lados la cabeza, que abre bien y de la misma forma ambas caderas y que fije bien la mirada antes de los 3 meses.

Si observas cualquier alteración, tienes problemas con la lactancia, si el bebé está muy irritable o simplemente quieres que le veamos para hacer una valoración no dudes en pedir cita con nosotras.

Desde la osteopatía y la terapia manual pediátrica integrativa (TMPI) podemos ayudarte.

Consuelo Izquierdo Pérez- Fisioterapeuta especialista en pediatría (TMPI)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *