neurodesarrollo de tu bebe

CONSEJOS PARA AYUDAR AL NEURODESARROLLO DE TU BEBE

Como padres queremos lo mejor para nuestros hijos. Por eso nos preocupamos de que estén sanos y a salvo. Pero la vida no es sólo crecer, comer y dormir adecuadamente, también es explorar, crear, soñar, investigar, es decir el neurodesarrollo de tu bebe.

Es nuestro deber como padres dar a nuestros hijos todas las herramientas necesarias para ser lo más libres y felices que puedan.  Tenemos que buscar un equilibrio entre seguridad y estimulación.

Solemos preocuparnos por su percentil o por si está comiendo bien, pero no nos preocupamos tanto de si tiene la curiosidad o la capacidad física adecuada para su edad o si está teniendo una correcta estimulación. En parte, esto ocurre porque la mayoría de los padres no saben cómo ayudar al neurodesarrollo de su bebe.

Por eso desde la Clínica San Pedro queremos ayudaros con 5 consejos para que podáis ayudarles a madurar mejor y sobre todo para que disfrutéis con ellos:En parte, esto ocurre porque la mayoría de los padres no saben cómo ayudar al neurodesarrollo de tu bebe.

En Clínica San Pedro os ayudamos con 5 consejos para que podáis ayudarles a madurar mejor y sobre todo para que disfrutéis con ellos:

  • ¡Cuidado que se asusta!   En ocasiones, al ir a dejar a tu bebe en la cuna o al moverle demasiado rápido, parece que se asusta, abre los brazos e incluso llora un poco. Eso ocurre porque se despierta su reflejo de Moro, reflejo que influye en su capacidad para gestionar el estrés y que debe vivirlo para poder integrarlo. No tengas miedo de mover a tu bebé, es bueno para él sentir que le meces y le mueves contigo, ya sea usando mochilas o fulares o en brazos y si alguna vez se asusta un poco, no te preocupes.
  • ¡Tápale los pies y las manos que se enfría!  Las manos y los pies junto con la boca son las herramientas principales que tiene tu bebé para conocer el mundo, déjale los pies y las manos al aire todo lo que puedas y acércale objetos de diferentes texturas para que los toque.
  • ¡No le dejes en el suelo que está sucio!  Es importante mantener un nivel de higiene adecuado, pero la mayoría de las casas están lo bastante limpias para un bebé, un poco de suciedad no sólo es soportable para su sistema inmune, además le ayudará a desarrollarlo. 
  • ¡Cuidado con los muebles! Es cierto que se pueden dar algún coscorrón y está bien protegerle de algún sitio peligroso como cajones donde se pueda pillar la mano o enchufes, pero más allá de algunas precauciones la casa es su mejor parque infantil. Si le dejas un poco a su aire veras como aprende a agachar la cabeza al pasar debajo de una silla o a agarrarse a un mueble firme mejor que a tu pierna que no lo es.
  • ¡Siéntale que no puede solo! Confía en las capacidades de tu hijo, él puede sólo. Estas viendo como cada día puede más y más, déjale siempre en el suelo boca abajo y déjale tiempo para que se organice. De 0 a 3 años la asignatura más importante va a ser la confianza. Confía hoy tú en tu hijo y el confiará en sí mismo mañana.

Esperamos que estos consejos os ayude con el neurodesarrollo de tu bebe y os animen a hacer más cosas con vuestros hijos. Recordad que siempre os recomendamos hacer una primera sesión de TMPI cuanto antes mejor, incluso antes de los 4 meses, para hacer una primera valoración de su nivel de neurodesarrollo y daros la pauta a seguir si detectamos algo.

Consuelo Izquierdo Pérez- Fisioterapeuta especialista en pediatría (TMPI)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *